Fractura de esternón: síntomas

Facebook2Twitter0Google+0

Los pacientes con una fractura esternal suelen experimentar un inicio repentino de dolor en el pecho en el momento de la lesión. El dolor es a menudo agudo e intenso y puede aumentar durante la respiración profunda, al toser, reír o estornudar. Los pacientes también pueden experimentar un dolor en la parte anterior del pecho que es particularmente prominente en la noche o a primera hora de la mañana (sobre todo en los primeros días después de la lesión).

El dolor puede aumentar cuando se está acostado en ciertas posiciones (por ejemplo, boca abajo o de lado) y con el contacto firme del esternón en el sitio de la lesión. También puede aparecer hinchazón y hematomas. En severas fracturas esternales con desplazamiento óseo,se puede ver  una deformidad. Los pacientes con esta afección también pueden experimentar dolor con ciertos movimientos de la espalda y el pecho (como la torsión, flexión hacia delante o hacia los lados o hacia atrás arqueando la espalda) y con ciertos movimientos de la extremidad superior (por ejemplo, empujar, tirar, levantar objetos pesados o con actividades generales).

Facebook2Twitter0Google+0

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí